PICAS FORESTALES

La palabra Pica de amplio uso en las comunidades rurales de Venezuela designa a “un sendero provisional abierto en un lugar montuoso”, tal como nos enseña Don Lisandro Alvarado en su Glosario de voces indígenas de Venezuela. Es voz de uso frecuente que en otros diccionarios la señalan como sinónimo de Trocha. Con tal significación se emplea también en Colombia y Ecuador. La historia patria la registra en 1821 cuando Páez para apresurar su entrada a la gloria de Carabobo atraviesa la nombrada Pica de La Mona que une a Nirgua y Valencia. También la historia y la geografía señalan que en 1940, el explorador y baquiano amazonense Melicio Pérez inició la apertura de la llamada “Pica de los Piaroa” que uniría a Puerto Ayacucho con Manapiare sobre un trayecto de 170 kilómetros, la cual serviría de guía para la apertura de la carretera. En el ámbito jurídico se usa con propiedad este vocablo tal como se muestra en el artículo 35 de la Ley Forestal de Suelos y Aguas: Cuando se trate de la apertura de picas, ordenadas por la autoridad judicial en juicio de deslindes ….. En otro contexto esta palabra se utiliza para referenciar las áreas de investigación en las que se ubican ensayos de diferente índole como los de la Pica 8 de la Estación Experimental Caparo o la Pica Garciera, del bosque universitario Caimital. Por último, no podía faltar la exaltación de las picas en el ámbito de la poesía popular como se muestra en los versos arvelianos: por estas picas tan solas; por la pica de una canta; se me cerraron las picas. etc., o bien en coplas populares, como las referidas a los peligros que encerraba la montaña de San Camilo y que conllevaban a la pérdida de los baquianos: Se metió montaña adentro - Por una pica que había.
Se ha escogido el nombre de PICAS FORESTALES para identificar esta página dado que la connotación de la expresión se compagina bien con la trayectoria seguida por el responsable de la misma en sus faenas forestales que a la vez acompañaba con la de baquiano, a lo largo y ancho del país. Bajo esta fundamentación se presenta una serie de relatos originados en las experiencias acumuladas en una cincuentena de años de trajín en la ruralidad, en un entorno lleno de picas que se entrecruzaban en uno u otro derrotero y de cuyo tránsito brotaron centenas de anécdotas

23 abril 2015

LAS PLANTAS EN LOS NOMBRES DE LOS PUEBLOS DEL LLANO (3/4)



Para destacar la importancia de los nombres de las plantas en la denominación de lugares, se seleccionaron sólo 39 de los 439 reseñados en el Nomenclátor nacional y extraídos por la Profesora Irama Casale, en su tan interesante como paciente trabajo

Omar Carrero Araque

Baquiano

LAS PLANTAS EN LOS NOMBRES DE LOS PUEBLOS DEL LLANO (3/4)

13. CANAGUÁ (Campyloneurum angustifolium (Sw.) Fée

                     (antes Polypodium calaguala Ruiz)

Este helecho llamado Calaguala en otras partes, parece ser el responsable de este topónimo registrado tanto en el llano como en los andes (Barinas y Mérida).  En Barinas existe San Rafael de Canaguá, un pueblo histórico porque allí en 1809  se casó el joven José Antonio Páez con Dominga Ortiz y Orzúa, oriunda del pueblo y rica heredera de tierras y ganado. Existe también un Caserío llamado Canaguacito. El río Canaguá desciende de la Sierra de Santo Domingo en Mérida y rinde sus aguas al Apure en las cercanías de San Vicente.   


14.CAÑAFÍSTOLA (Cassia moschata Kunth)

Árbol grande de flores amarillas muy visitadas por las abejas y abejones en época de floración, un hecho que produce un zumbido sordo y permanente sobre las copas, que el llanero  supersticioso lo atribuye al rezo de las ánimas. Se dice que sus semillas son medicinales por lo que la gente las recoge, particularmente el viernes santo. Su corteza la utilizan para curtiembre. En Apure existen tres Caseríos con el nombre de Cañafístola en los municipios Páez, Muñoz y San Fernando. Muchos hatos de llano llevan el nombre de Cañafístola;  uno de ellos  situado en las vecindades de San Rafael de Atamaica pasó a la historia por haberse realizado allí, el 30 de enero de 1818, la primera entrevista entre Páez y Bolívar, hecho recordado en el sitio por un pequeño obelisco. 
Foto: Vivencias Llaneras del Abuelo

15. CARUTO (Genipa americana L.)

Árbol mediano de las sabanas altas, de hojas grandes y fruto globoso de hasta 10 cm. del cual se extrae un tinte negro utilizado por los  indígenas para pintarse el cuerpo por lo que a la vista de los españoles aparecían como llenos de tizne o tiznados (origen del topónimo y del hidrónimo Tiznados?). Se le conoce también como Carauto en algunas partes del llano. El nombre de Caruto o sus derivados lo llevan varios Caseríos de Apure, Cojedes y Guárico: Carutico, El Caruto, Carutal y Los Carutos.  La  historia de la conocida canción Caballo Viejo, según el Tío Simón, se remonta a los Hatos Guamachito y Carutal ubicados en las cercanías de San Juan de Payara: “en Guamachito florece y en Carutal reverdece”.

6. CAUJARO (Cordia alba (Jacq.) Roem. & Schult.)

El Caujaro es un árbol de pequeño a mediano que crece a orillas de lagunas y cañadas en donde forma comunidades casi puras. Su ramificación verticilada le da una silueta como “en pisos”.  Sus frutos redondeados, de color blanquecino y de  0,5 – 1 cm. de diámetro, contienen un mucílago o goma utilizado domésticamente para pegar papel suave como el de los papagayos. El nombre de este árbol o sus derivaciones lo llevan numerosos pueblos y caseríos de Apure, Guárico, Cojedes y Barinas: Caujarito, Caujaritos, El Caujaro, Caujarote y Cuajaro Viejo.  Un conocido pasaje del Indio Figueredo lleva el nombre de Los Caujaritos.
 

17. COROZO (Acrocomia aculeata (Jacq.) Lodd. ex Mart)

El Corozo es una palma de unos 15 m de alto, muy espinosa, con la hoja más joven de unos 80 -100 cm. erguida en forma de espada que sobresale en medio del conjunto de hojas. Su fruto es un “coquito” de unos 4 cm de diámetro muy apetecido por el ganado, que le sirve de agente dispersor. Es una palma característica  del alto llano occidental por lo que unos 44 pueblos llevan el nombre de Corozo o de sus derivados, en los estados Cojedes, Guárico, Portuguesa, Apure y Barinas: Corozo, El Corozo, Corozo Pando, Los Corozos, Corocito, Corozal y Corozalito. Los más nombrados en el llano son Corozo Pando en Guárico y Corocito Varguero en Barinas, este último inicialmente fue un Hato con alta producción de ganado y  de quesos por lo que alcanzó renombre; allí vivía la Catira de marmoleño color que inspiró a Loyola para componer su afamado pasaje. 

18. CHAPARRO (Curatella americana L.) 

Chaparro es un nombre genérico para algunas plantas piro-resistentes que habitan las sabanas secas de los llanos. El término parece derivar del vasco txaparra (nombre de una encina de poca altura y muy ramificada). Los Caribes lo llamaban Kuráta.  Es un topónimo muy difundido en todo el llano donde se registran unos 14 sitios con este nombre en los estados Barinas, Guárico, Apure, Portuguesa y Cojedes: El Chaparro, Chaparral, El Chaparral, Chaparralito, Chaparrote y Chaparrito. Los chaparros y los chaparrales son muy nombrados en las canciones de corte llanero.   Se llama también Chaparro a  una vara flexible que se usa como látigo: “pa caballo viejo, chaparro nuevo”. En El Chaparro (Anzoátegui) nació Ángel Celestino Bello compositor del difundido poema “Justo Brito y Juan Tabare”. En Chaparrito (Barinas) nació el Maestro Anselmo López, celebrado intérprete de la bandola.

19. GAMELOTE (Paspalum fasciculatum Willd. ex Flüggé)

El Gamelote llamado también Paja Chigüirera o Paja Apureña es una gramínea nativa, de hojas grandes que ocupa áreas inundadas estacionalmente de bajío y orillas de ríos. Forma macollas grandes. Se mantiene verde durante la sequía. Ocupa espacios  del bajo llano principalmente en Apure, Barinas, Cojedes y Guárico (11) donde forma colonias grandes llamadas gamelotales. Como topónimo aparece Gamelotal en Guárico. Es alimento apetecido por los chigüires (Hydrochoerus hydrochaeris).

20. GUAMO  (Inga spp.)

 Con el nombre de guama o guamo se identifica en el país a una gran cantidad de árboles pertenecientes a especies del Género Inga de la familia Mimosaceae. Son árboles de medianos a grandes, de frutos comestibles, que ocupan espacios selváticos o abiertos, muchos de ellos bordeando los corrientes de agua, formando “los guamales”, algunas veces renombrados como los del río Guanare. El nombre de Guamo o de sus derivados aparece como topónimo en varios lugares de Barinas, Portuguesa, Apure, Cojedes y Guárico: Guama, Guamal, El Guamal, Guamito, El Guamito, Boca de Guamal, La Guamita, Guamo Mocho y  El Guamo.
Foto: www.5septiembre.cu      

21. GUASDUA (Guadua angustifolia Kunth)

La guasdua o guafa es una gramínea gigante parecida al Bambú que crece en los suelos arenosos que bordean ríos y caños. Esta planta brinda muchos beneficios a la gente del campo sobre todo en la construcción de viviendas y enseres domésticos.  En Apure, Guárico y Portuguesa  encuentran pueblos o caseríos como El Guasdual, Guasdalote, Las Guasduas, San Rafael de Las Guasduas y Guasdualito.  Este último pueblo, el segundo en importancia en el estado Apure está situado a orillas del río Sarare y muy cerca del río Arauca, así como de la población colombiana de Arauca. Igualmente a escasos kilómetros de su centro está el puerto de El Gamero en donde se unen los ríos Sarare y Uribante para formar el Apure. 
      
22. GUÁSIMO (Guazuma ulmifolia Lam.)

El Guásimo es un árbol pequeño que ocupa espacios de la tierras cálidas y templadas, donde el bosque ha sido destruido, formando a veces comunidades casi puras llamadas guasimales, que dentro de los potreros, sirven para dar sombra y alimento al ganado. Medicinalmente se usa para aliviar los males causados por la insolación (tabardillo) de las bestias, dándoles a beber agua en la que se han machacado las hojas, bañándolas con esta agua y amarrándolas bajo la sombra del árbol. Como topónimo aparece en Guárico, Barinas, Apure, Portuguesa y Cojedes: La Guásima, El Guásimo, Guasimita, Guasimito, Mata de Guásimo, Los Guásimos y Guasimal.

23. GUATACARO (Bourreria cumanensis (Loefl.) Gürke)

El Guatacaro es un árbol pequeño, que se encuentra más que todo  en el oriente del país principalmente al noreste de Guárico y norte de Anzoátegui. Se destaca  a orillas de las carreteras por sus grandes flores blancas y su tallo dividido en varios ejes. Se utiliza para viguetas de techo; en Zulia lo llaman Sajarito y lo usan domésticamente para hacer carbón. Aparece señalando a numerosos caseríos de Anzoátegui y Guárico. En este último estado: Los Guatacaritos y Guatacaros.  En los Guatacaros, por los lados de Santa María de Ipire, en el borde oriental del llano nació el cantante y compositor Reynaldo Armas. 

24. GUAYAB0 (Psidium guajava L.)

El guayabo es un árbol pequeño y a veces arbusto que crece en todo el llano, en donde es muy apreciado por sus sabrosos frutos con los  que también se preparan jaleas y bocadillos. La madera se usa domésticamente para hacer trompos.  El nombre de Guayabo ha servido para identificar a numerosos lugares en Barinas,  Portuguesa, Apure, Cojedes y Guárico. Topónimos como El Guayabal, Guayabital, Guayabito, El Guayabito, Guayabalito, Guayabo, El Guayabo y Guayabal son nombres frecuentes en las sabanas del llano. En San Gerónimo de Guayabal, estado Guárico, nació el reconocido arpista Eudes Álvarez.  

 
25. JOBO (Spondias mombin L.)

 El Jobo es un árbol del bosque, de tamaño grande,  de hojas caedizas, corteza rugosa con estrías pronunciadas y frutos comestibles (unas drupas muy olorosas por su alto contenido de trementina, llamadas Marapas por los viejos llaneros del Bajo Apure). Estas frutas según Ramia (11)  sirven de alimento para el  ganado (ovino y porcino). Se cultiva en fundos y hatos a orillas de casas y carreteras.  La gente del campo piensa que el bebedizo de sus hojas tiernas tiene propiedades abortivas.  Se usa en cercas por su facilidad para “prender” (enraizar) Con su nombre se identifican muchos pueblos y Caseríos en Guárico, Apure, Portuguesa, Barinas y Cojedes: Jobal, El Jobal, Jobalito, El Jobalito, Jobito, El Jobito, Jobo Dulce, El Jobo y Jobo. 

26. LECHEMIEL (Lacmellea edulis H. Karst)


 Árbol pequeño del Cajón de Arauca, con conductos laticíferos, una característica que se refleja en su nombre vulgar. Fruto redondeado de unos 2-3 cm, dulce y comestible. En Apure, cerca de Elorza existe un Caserío con el nombre de Lechemiel, más conocido ahora por ser la cuna del cantante y compositor de música llanera Jorge Guerrero.      
Foto tomada de Vivencias Llaneras del Abuelo