PICAS FORESTALES

La palabra Pica de amplio uso en las comunidades rurales de Venezuela designa a “un sendero provisional abierto en un lugar montuoso”, tal como nos enseña Don Lisandro Alvarado en su Glosario de voces indígenas de Venezuela. Es voz de uso frecuente que en otros diccionarios la señalan como sinónimo de Trocha. Con tal significación se emplea también en Colombia y Ecuador. La historia patria la registra en 1821 cuando Páez para apresurar su entrada a la gloria de Carabobo atraviesa la nombrada Pica de La Mona que une a Nirgua y Valencia. También la historia y la geografía señalan que en 1940, el explorador y baquiano amazonense Melicio Pérez inició la apertura de la llamada “Pica de los Piaroa” que uniría a Puerto Ayacucho con Manapiare sobre un trayecto de 170 kilómetros, la cual serviría de guía para la apertura de la carretera. En el ámbito jurídico se usa con propiedad este vocablo tal como se muestra en el artículo 35 de la Ley Forestal de Suelos y Aguas: Cuando se trate de la apertura de picas, ordenadas por la autoridad judicial en juicio de deslindes ….. En otro contexto esta palabra se utiliza para referenciar las áreas de investigación en las que se ubican ensayos de diferente índole como los de la Pica 8 de la Estación Experimental Caparo o la Pica Garciera, del bosque universitario Caimital. Por último, no podía faltar la exaltación de las picas en el ámbito de la poesía popular como se muestra en los versos arvelianos: por estas picas tan solas; por la pica de una canta; se me cerraron las picas. etc., o bien en coplas populares, como las referidas a los peligros que encerraba la montaña de San Camilo y que conllevaban a la pérdida de los baquianos: Se metió montaña adentro - Por una pica que había.
Se ha escogido el nombre de PICAS FORESTALES para identificar esta página dado que la connotación de la expresión se compagina bien con la trayectoria seguida por el responsable de la misma en sus faenas forestales que a la vez acompañaba con la de baquiano, a lo largo y ancho del país. Bajo esta fundamentación se presenta una serie de relatos originados en las experiencias acumuladas en una cincuentena de años de trajín en la ruralidad, en un entorno lleno de picas que se entrecruzaban en uno u otro derrotero y de cuyo tránsito brotaron centenas de anécdotas

01 abril 2015

UNA DOCTORA EN AMAZONAS


ANÉCDOTAS FORESTALES 

Haber formado parte de la naturaleza agreste del campo venezolano durante más de cuarenta años, sin duda que deja marcas por las experiencias habidas, diversas de ellas presentes a través de historias, anécdotas, cuentos o leyendas. De esas tantas historias vividas en estas cuatro décadas de monte, se han escogido algunas de las más sonadas para que se mantengan vivas en el tiempo, ahora que muchas de éstas ya están huérfanas de sus protagonistas.

UNA DOCTORA EN AMAZONAS
Omar Carrero Araque
Baquiano
2007
Foto: Coco Guevara

En cumplimiento de obligaciones laborales me encontraba en una comunidad indígena orillada a uno de los tributarios amazonenses del Orinoco, formando parte de un equipo de estudiosos de la agricultura itinerante practicada por la etnia que ancestralmente habita la región. En esa localidad del estado Amazonas — que a decir de Don Manuel Costa, un científico español allegado, debería llamarse estado Orinoco pues cerca del 80 por ciento de su territorio ocupa espacios de la orinoquia — teníamos establecido el centro de operaciones desde donde nos movíamos a otros poblados objeto de nuestro interés. La comunidad ocupada por unas 200 almas, conserva como rasgo indígena su lengua, la fisionomía de su gente y algunas costumbres ligadas al uso de la tierra, ya que que el contacto con los “criollos” estimuló un dinámico acercamiento a la cultura occidental. Sus antiguas casas denominadas churuatas sólo han quedado para fines turísticos porque las nuevas construcciones responden más a modelos de la “vivienda rural”. La vestimenta y los utensilios son los mismos de la población criolla. La luz eléctrica, la televisión y los sistemas de transporte y comunicación así como las creencias religiosas, acentúan más las marcas de la transculturación. El avance de nuestro agro-proyecto requería de la presencia casi constante de los miembros del equipo en la localidad, por lo que una ocasión arribó a la misma una profesora con especialización en los hongos inquilinos de las raíces, distinguida con el grado académico de doctora. 

En la comunidad se corrió el rumor de la llegada de una doctora, hecho que seguramente causó regocijo entre la gente que vió en ella un alivio a sus males ya que en horas de la noche se acercó a la “Casa de Huéspedes” (nuestra residencia) una señora con su pequeño hijo afectado de una erupción de la piel, de esas que llamamos salpullido. De inmediato la doctora conmovida por el estado del niño buscó en el botiquín de primeros auxilios un frasco de caladril, empatucándole la espalda al niñito quien al instante acusó los efectos beneficiosos del compuesto, pues su llanto se calmó dando paso al sueño profundo. Un poco más tarde se apareció otro “paciente”, esta vez con síntomas de fiebre, por lo que la “doctora” termómetro en mano comprobó el estado febril al cual atacó exitosamente con una dosis de dipirona. De esta manera la fama de la “doctora” corrió entre la gente que comenzó a llegar en tropel buscando alivio a sus males. Se necesitó del esfuerzo de un paramédico bilingὒe para convencer a la gente de que la doctora no era la doctora que ellos creían, algo que fue aceptado a duras penas porque a pesar de las explicaciones nunca lograron entender la existencia de una doctora en suelos porque a su decir, los suelos no se enferman. Sin embargo, como la Profesora se había ganado el cariño de la gente, organizaron una velada para presentar y dar a conocer sus bailes típicos. Con entusiamo esperamos la hora pautada y provistos de cámaras fotográficas nos acercamos a la churuata social, anticipando el sonido de la maraca ritual y adivinando el colorido de trajes y máscaras. Palabras de bienvenida en lengua (1) y en español; encendido del televisor - inserción del disco - Cyberlink Power DVD - Play. Cosas de la tecnología y de la transculturación!!! 

(1). Los indígenas llaman “lengua” a su idioma