PICAS FORESTALES

La palabra Pica de amplio uso en las comunidades rurales de Venezuela designa a “un sendero provisional abierto en un lugar montuoso”, tal como nos enseña Don Lisandro Alvarado en su Glosario de voces indígenas de Venezuela. Es voz de uso frecuente que en otros diccionarios la señalan como sinónimo de Trocha. Con tal significación se emplea también en Colombia y Ecuador. La historia patria la registra en 1821 cuando Páez para apresurar su entrada a la gloria de Carabobo atraviesa la nombrada Pica de La Mona que une a Nirgua y Valencia. También la historia y la geografía señalan que en 1940, el explorador y baquiano amazonense Melicio Pérez inició la apertura de la llamada “Pica de los Piaroa” que uniría a Puerto Ayacucho con Manapiare sobre un trayecto de 170 kilómetros, la cual serviría de guía para la apertura de la carretera. En el ámbito jurídico se usa con propiedad este vocablo tal como se muestra en el artículo 35 de la Ley Forestal de Suelos y Aguas: Cuando se trate de la apertura de picas, ordenadas por la autoridad judicial en juicio de deslindes ….. En otro contexto esta palabra se utiliza para referenciar las áreas de investigación en las que se ubican ensayos de diferente índole como los de la Pica 8 de la Estación Experimental Caparo o la Pica Garciera, del bosque universitario Caimital. Por último, no podía faltar la exaltación de las picas en el ámbito de la poesía popular como se muestra en los versos arvelianos: por estas picas tan solas; por la pica de una canta; se me cerraron las picas. etc., o bien en coplas populares, como las referidas a los peligros que encerraba la montaña de San Camilo y que conllevaban a la pérdida de los baquianos: Se metió montaña adentro - Por una pica que había.
Se ha escogido el nombre de PICAS FORESTALES para identificar esta página dado que la connotación de la expresión se compagina bien con la trayectoria seguida por el responsable de la misma en sus faenas forestales que a la vez acompañaba con la de baquiano, a lo largo y ancho del país. Bajo esta fundamentación se presenta una serie de relatos originados en las experiencias acumuladas en una cincuentena de años de trajín en la ruralidad, en un entorno lleno de picas que se entrecruzaban en uno u otro derrotero y de cuyo tránsito brotaron centenas de anécdotas

27 abril 2017

ARAUCA: CELEBÉRRIMO RÍO



ARAUCA: CELEBÉRRIMO RÍO


El Arauca a su paso por la Población Homónima. Vista del Puente Internacional "José Antonio Páez" 
(Foto tomada de es.wikipedia.org)






Omar Carrero Araque
Baquiano
2015

El Arauca es quizá el río más emblemático del llano venezolano, un sitial ganado mediante el concurso de la novelística, la poesía, el cancionero, la historia y la leyenda.

En la novelística se registra que el Maestro Gallegos inicia la obra que dio universalidad al llano, “Doña Bárbara”, con el primer golpe de boga  o “palancazo”  dado en el bongo que remontaría al río por su margen derecha.  Igualmente, en la leyenda de Florentino, el coplero llanero más afamado del llano se registra su celebrado canto con El Diablo que termina con el triunfo del Coplero, cuando ya el alba se asomaba sobre el Paso Real  de Arauca. 

Por su parte, en la historia patria escribe como un hecho portentoso el paso de este el río por los 153 intrépidos lanceros que del otro lado arrollarían a  la caballería realista en la refriega de la Mata del Herradero mejor conocida como la Batalla de Las Queseras del Medio. 

Se conoce también que el Cajón del Arauca sirvió de inspiración al Don Julio César Sánchez Olivo para escribir Cajón de Arauca Apureño, un poema que al haber ganado la música de Lucio Mendoza  se convirtió  en el himno sentimental de los apureños. Pero es en Alma Llanera, el poema escrito por Rafael Bolívar Coronado y musicalizada por el Maestro Pedro Elías Gutiérrez, donde el nombre del río Arauca alcanza mayor notoriedad, dada la proyección universal de esta canción que le valido de ser considerada como el segundo himno de los venezolanos. 

En este aparte vale hacer referencia al epíteto de “vibrador” que Bolívar Coronado le endilgó al Arauca, un calificativo que se ajusta más al Arauca en su recorrido andino en donde su paso se da a saltos entre peñascos y desniveles, pero en la llanura su corriente se aquieta y se hace silente, como todos los tributarios llaneros. En fin, las numerosas menciones que se hacen de este rio en la poesía, en las canciones y en la literatura, quizá lo conviertan en el río venezolano más celebrado. A pesar de que el Arauca es un río colombo-venezolano las alabanzas antes mencionadas las recibe en territorio venezolano.            
 

A manera de crónica se señala que su condición de río binacional se da porque su partida de nacimiento está asentada en el departamento de Boyacá, más precisamente en el Páramo de Almorzadero, a 4.000 msnm, en la rama oriental de los andes neogranadinos. En su recorrido andino cambia de nombre en diferentes momentos tal vez para ajustarse a los dialectos de las comunidades que bordea. 

Se tiene así que en el lugar de su nacimiento se le conoce como Chitagá, pero un poco más abajo ya se reseña como el río Margua, un nombre que conserva hasta su paso por la tierra colinosa del piedemonte, en donde los indígenas Tunebo lo llamaron Sarare. 

Ya en los espacios de la llanura aluvial se le menciona como Arauca, un nombre asociado a los indígenas Arauca o Betoyes, sin parentesco alguno con los Arauca chileno pues éste último nombre deriva del quechua AWQA (indómito o salvaje). Los Betoyes llamaban Aruco o Arauco, por remedo de su canto, a un ave de gran tamaño pariente de los patos, gansos y cisnes, cuyo nombre latino es Anhima cornuta, ahora declarada emblema de departamento colombiano de Arauca.        
 

El Arauca ya convertido en un río llanero, forma la frontera natural entre las sabanas araucanas de Colombia y apureñas de Venezuela, una frontera que se prolonga por unos 300 kilómetros y en la que, gracias a sus divagaciones ha originado conflictos limítrofes entre estos dos países, principalmente frente a la Isla de Charo. 

Después de recorrer unos 1.050 kilómetros vierte su caudal en el Orinoco a unos 50 kilómetros al oeste de Caicara del Orinoco, no sin antes haber confundido sus aguas con las del Capanaparo a través del Caño Caribe, el brazo que de manera simbólica enlaza a los Criollos con los Pumé. 

A través de su curso se hacen hermanas en agua a las poblaciones de Arauca, Arauquita, El Amparo, Elorza y El Yagual.           



Consultas en:  
araucano - Wikcionario https://es.wiktionary.org/wiki/araucano 
Wikipedia y www.senderosdeapure.net › riosapureños     
es.wikipedia.org/wiki/Río_Arauca


Glosario:

Cajón: En el llano apureño se llama Cajón a las extensiones o "paños" de sabana comprendidas entre dos grandes ríos. El Cajón toma  el nombre del río hacia el cual drenan la mayor parte de las aguas.

Pumé: Nombre de una etnia indígena que habita en los llanos de Apure. Estos indígenas se conocen también como Yaruros.  

Criollo: Epíteto que en el alto llano apureño se aplican entre si los pobladores que no pertenecen a las etnias indígenas.